1 feb. 2007

Ruta de Moconá a El Soberbio, Misiones, Argentina - Eternizando momentos 0013

Imposible no tener los pies rojos. La tierra se vuelve arcilla y la ruta nos trae gente.
Perdido en medio de la nada, Cesar Fitzner acaba de poner un kiosco. Pegunta como está el trabajo en Buenos Aires y con mis respuesta trato de quitarle la mala idea de dejar su tierra. Se alivia al saber que las cosas en la Capital Federal no son mejores. Él tenía cultivos de tabaco y citronela pero los plaguicidas le estaban dañando la salud. Ahora forestó y mientras espera que los pinos crezcan 10 años y los árboles locales 50 años, atiende el kiosco. Nos vamos y vuelve a subir la música brasilera al máximo, así otro curioso y sediento como yo, para a comprarle.

Ary

1 comentario:

Ana dijo...

Impactados por esta bellísima y emocionante experiencia, deseamos quedarnos para siempre cuando fuimos con mi esposo. Impregnados de la belleza de este entorno! Nos quemos en una pequeña Colonia llamada ”Puerto Paraíso“ que estaba recostada sobre su Arroyo, muy hermosa. Después fuimos a saltos del Mocona y juramos que volveríamos con nuestros hijos. Así, fue, una vez que tuvieron edad para apreciar la naturaleza, los llevamos a ellos y revivimos momentos únicos con los chicos que corrían de un lado para otro, en tanto espacio que tenían!