2 ago. 2007

Viaje a Sao Paulo, Brasil: Casamiento religioso - Eternizando Momentos 028






La obaachan se quedó en la casa. No dio explicaciones a nadie de por que no asistía a la fiesta y nadie pareció pedírselas.
Diogo se metió dentro de su smoking, quito el polvo rojizo de sus zapatos y nos fuimos para el centro de reuniones de la colectividad japonesa en Atibada.
Alyne y Luna nos esperaban vestidas con kimono y más tarde llegó Satomi vestida de blanco radiante.
Se casaron en portugués y en japonés, y luego una lluvia de rosas y arroces los baño de hermosos deseos.

Ary

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hermosas fotos y maravilloso relato, me llevan a vivenciarlo. Que loco!!! Felicitaciones, la coca