14 mar. 2005

Mundial de motos en el Luna (fotorreportaje)



Los pilotos más importantes del Trial Indoor definieron en Buenos Aires al nuevo campeón de la categoría. El ojo no habituado del espectador argentino pudo convencerse de la existencia de una disciplina que se revela contra las leyes del motociclismo. Las motos de Trial desprecian la velocidad. La cúspide de la acción es el freno estricto, la quietud absoluta. El acelerador brama por segundos y dispara al piloto y su máquina en un salto agresivo que dura lo suficiente para tocar la cima y quedar inmóviles. Y otra vez el equilibrio, la concentración, hasta soltar el nuevo zarpazo. El Trial es el Taichi del motociclismo.

VER FOTORREPORTAJE

No hay comentarios.: